miércoles, abril 18, 2007

III Jornadas de Culturaclasica.com

Este post va con retraso, pero aún no me había repuesto del apretado fin de semana en el que tuve el gusto de participar en las III Jornadas de Cultura Clásica. Agotado por los viajes desde el lejano Vigo hasta Priego de Córdoba y Almedinilla y por los días de 26 horas, puedo ahora por fin escribir un poco más reposado. Lo primero decir que el viaje y el esfuerzo mereció la pena (yo ya lo intuía, si no no me hubiera atrevido a semejante odisea) y felicitar al triunvirato organizador
Antonio González Amador, Emilio Canales y Antonio Cantudo (y a todas las personas e instituciones que hicieron posible las jornadas) por todo el esfuerzo y los constantes desvelos para que todo fuera bien, lo que no era fácil si pensamos que había que mover a doscientas personas.
Pude charlar y divertirme con múltiples amigos a los que me une la pasión por los clásicos: Ana, Juanvi, Iaenus, Germán, y otros con los que además me unen lazos biográficos de mi irrepetible experiencia universitaria en Salamanca (Ignacio Baciero y Francis Casillas). Y ¿cómo no? pasarlo en grande con los estupendos componentes y autores de Editorial Merial (Carlos, Rafael Reyes y Javier Gómez Molero). Como Ana también noté las ausencias (en especial de chironianos).
La tarde del viernes disfruté con la Ruta Bética y con la divertidísima representación de Los acarnienses. Al día siguiente asistí a la conferencia de José Mª Maestre Maestre, Catedrático de Filología Latina de la Universidad de Cádiz titulada Los Humanistas como precursores de la didáctica actual del Latín en la que descubrimos que los trucos para atraer a nuestros alumnos no los hemos inventado nosotros. Luego Luigi Miraglia, Presidente de la Accademia Vivarium Novum de Montella, Italia hizo una Presentación del método de Griego ‘ATHENAZE’ con demostración incluida de algunos de sus alumnos en la que se demostró que para aprender griego (o latín) hacen falta dos cosas: método y motivación (es decir ganas). Lo primero ya lo tenemos, y lo segundo es más difícil de conseguir, aunque no imposible. La mañana se completó con una conferencia en latín del prestigioso Michael Von Albrecht, Catedrático de Filología Clásica de la Universidad de Heidelberg, Alemania, titulada Quid lingua Latina litteraeque Latinae ad homines educandos conferre possint.
Por la tarde tuvieron lugar las presentaciones de mi libro El aprendiz de brujo y otros cuentos de Grecia y Roma, que tuvo una muy buena acogida, (en la foto de izquierda a derecha Antonio González Amador, yo mismo e Ignacio Baciero) y del interesantísimo Proyecto Baetica.
También por la tarde visitamos Almedinilla que me cautivó por su emplazamiento con encanto, su villa romana de "El Ruedo" y su museo.
Como colofón del día una cena romana indescriptible. Hay que echarle un vistazo a las fotos.

Se pueden leer otros comentarios de estas jornadas en el blog Voces griegas de Ana Ovando y en Los sueños de Hermes.

1 comentario:

Butterfly dijo...

Hola Fernando, me he permitido referenciar un trabajo tuyo en un post de mi blog, pués me parecia muy interesante y acorde. Conozco tu blog a traves de Secretos de Argos.Espero que no te haya molestado.
Un cordial Saludo.