domingo, febrero 09, 2014

Arrow lee la Odisea


Aunque parezca increíbe, la obra de Homero desempeña un papel fundamental en esta serie. Se trata del único libro que el protagonista, Oliver Queen, ha leído en su vida, y parece ser que lo conoce de memoria. La Odisea sirve como referente a la historia de Oliver náufrago en la isla de Lian Yu (purgatorio en chino), en la que debe sobrevivir durante cinco años, acosado por el malvado Fyers y sus secuaces. Es allí donde aprende a manejar el arco. No olvidemos que el arco es precisamente el arma predilecta de Ulises (y de Arrow).
En un episodio se llegan incluso a citar algunos versos de La Odisea, como contraseña de una torre de control que Oliver y Slade Wilson ocupan con el objetivo de ser recogidos por un avión que los llevaría de vuelta a casa: De todos los seres que sobre la tierra respiran y andan, dice la voz, y Arrow contesta muy seguro: no hay ninguno más débil que el hombre (Odisea XVIII, 130-131). En la obra original, estas palabras se las dirige Ulises disfrazado de mendigo al único pretendiente que ha sido bondadoso con él, Anfínomo, para advertirle de que la suerte de los hombres es voluble, y que pronto la situación podría cambiar. Desgraciadamente, Anfínomo no hará caso del consejo, y será también traspasado por las flechas del héroe.

Tampoco Arrow conseguiría esa vez escapar de la isla, y como el paciente Ulises deberá seguir esperando la hora del retorno al hogar, donde también traspasará con sus flechas a sus pretendientes particulares, los hombres de la lista de su padre.

Entrada escrita por Santiago Lillo Ortiz